Las ventajas del adosado

Las ventajas del adosado

Entre la amplia oferta de espacios abiertos con jardines o terrazas se encuentran las viviendas adosadas, una opción atractiva y perfecta para la vida familiar.

Si estás valorando la idea de comprar una casa, posiblemente una de las opciones que se te haya pasado por la mente sea la de adquirir un adosado. Este tipo de construcción puede resultar muy atractiva, sobre todo para aquellas personas cuya vida familiar requiere de espacio, seguridad y, sobre todo, una intimidad mayor de la que puede presentar un piso.

Este tipo de vivienda cuenta con una serie de beneficios que, en muchas ocasiones, se pasan por alto. Por ello, desde Areco vamos a contarte desde la experiencia las ventajas de optar por vivir en un chalet adosado y, de este modo, poder ayudarte a tomar una decisión adecuada a ti y, por supuesto, a tu familia. Pero antes de comenzar, vamos a responder a una de las cuestiones que más dudas crean entre nuestros clientes.

¿Cuál es la diferencia entre adosado y pareado?

Vivir en un chalet nos ofrece una amplia serie de ventajas indiscutibles, pero es sumamente importante conocer bien la diferencia que se presenta entre los chalets adosados y los pareados. Aunque estos términos y sus respectivas construcciones pueden parecer similares, la realidad es que tienen ciertas particularidades que las diferencian.

Al optar por un chalet pareado, adquirimos una vivienda que solo tiene una pared en común con la de al lado. En el caso del chalet adosado, las paredes laterales son compartidas con la vivienda de al lado. De este modo, sólo la zona delantera y la trasera quedan libres. Por supuesto, en cualquiera de los dos casos el cliente siempre gana en privacidad.

Ventajas de optar por un adosado

Ahora que ya conoces qué es una casa adosada, es el momento de guiarte por sus ventajas. Se trata de una opción atrayente y cautivadora, con motivos suficientes para que una familia encuentre el hogar de sus sueños. A continuación os contamos algunas de sus ventajas más destacadas y que, por supuesto, te ayudarán a encontrar la vivienda ideal para ti.

  • Excelente calidad-precio - Al optar por un adosado, ganamos en la relación calidad precio. Esto se debe a que en el proceso de creación evitamos el acabado de las fachadas en los laterales.
  • Más metros cuadrados - Las casas adosadas ofrecen un aumento en metros cuadrados, lo que favorece que sea una opción muy atractiva para las familias o parejas. Se puede disfrutar de un mayor espacio y estancias que no poseen los pisos o apartamentos, incluyéndose entre estas el jardín privado.
  • Mayor seguridad - Aunque con los adosados ganamos en privacidad y conseguimos una opción más íntima e independiente, no dejan de presentarse como un grupo de casas. Por ello, en caso de aparecer un extraño, es mucho más fácil poder controlar la situación y proteger a la familia.
  • Mayor tranquilidad - Las casas adosadas tienden situarse en zonas alejadas del centro de la ciudad. Por ello, las zonas residenciales ganan en silencio, tranquilidad e incluso en mejores vistas gracias a los espacios verdes.
  • Proximidad a actividades lúdicas - Si bien las zonas residenciales se suelen alejar del centro de la ciudad, en la mayor parte de las ocasiones suelen incluir en sus proximidades actividades lúdicas, ocio e incluso deportivas. De hecho, las propias urbanizaciones suelen incluir zonas comunes como piscina, jardines o pistas deportivas.
  • Espacio al aire libre - Como punto a favor y ganando a los pisos, este tipo de viviendas cuentan con un jardín en el que poder relajarse y, por supuesto, disfrutar del aire libre. Barbacoas, un pequeño jardín decorado para relajarse o, simplemente, un punto al que salir sin tener que abandonar la comodidad del hogar.